Seguridad Digital ¿Cómo se puede mejorar?

Las amenazas contra la seguridad digital, tienen una dimensión global y pueden afectar a cualquier persona u organización conectada a Internet desde cualquier ubicación geográfica. Estas amenazas son difíciles de erradicar por la ausencia de mecanismos legales eficientes en el entorno digital. Y evolucionan al mismo ritmo que los avances digitales, dificultando todo tipo acción para su prevención.

¿Cómo mejorar nuestra Seguridad Digital?

El acceso a Internet se ha convertido en un elemento imprescindible. El incremento de la posibilidad de conexión y el aumento de la velocidad de acceso juntamente con el uso masivo de dispositivos móviles, hace que los servicios que nos brinda el acceso a Internet se puedan consumir en cualquier lugar y a cualquier hora. Estos servicios se han transformado en parte de nuestro día a día, tanto cuando nos informamos, cuando nos comunicamos o cuando nos relacionamos en los medios sociales con otras personas, intercambiando todo tipo de datos como son fotos, vídeos o información personal y debemos ser muy conscientes de los posibles riesgos que puede suponer para nuestra privacidad y seguridad digital, hacer uso de estos servicios.

Casos como el robo o la suplantación de la identidad, robo de información personal o corporativa, fraudes económicos contra cuentas bancarias o tarjetas de créditos, son algunos ejemplos de los problemas a que nos enfrentamos en el entorno digital, no es una buena practica creer que solo esto le ocurre a los demás, debemos reforzar nuestra propia seguridad digital, tomando medidas concretas para protegernos de los llamados hackers o ciberdelincuentes y así evitar futuros problemas.

¿Cómo mejorar nuestra Seguridad Digital?

Temas relacionados que te pueden interesar:

Mejorando nuestra Seguridad Digital

De cada uno dependerá el fortalecer el grado de seguridad online tanto personal como grupal. Poniendo en práctica estos simples consejos, podremos mejorar significativamente nuestra seguridad digital:

  • Apertura de adjuntos de correo electrónico. Abrir emails que tengan un origen desconocido, puede conllevar más peligro del que puede parecer a simple vista. Documentos aparentemente inofensivos pueden contener algún tipo de malware o programas maliciosos. Un archivo de texto, una simple foto o un vídeo, pueden no ser en realidad lo que aparentan ser. Podemos consultar el apartado de avisos de seguridad de la Oficina de Seguridad del Internauta, este servicio de alertas de seguridad es actualizado en forma periódica y nos brinda información de posibles fraudes mediante el uso de correos electrónicos.
  • Cuidado al momento de seleccionar enlaces acortados. Los enlaces acortados como son los .ly de Bitly o el .gl de Google, suelen enlazarnos a páginas web que aparentemente pueden interesarnos como son un Blog o algún diario digital. El problema radica en que algunos de estos enlaces no son lo que parecen. El hecho de acortar los enlaces y escribir una dirección que no se sabe bien a dónde lleva es utilizada también para esconder malware y pishing.
  • Prestar especial cuidado a las WiFis públicas. Es una acción que solemos realizar en forma muy habitual y puede llegar a ser muy peligrosa para nuestra seguridad online. Cualquier persona podría espiar nuestras comunicaciones, si navegamos conectado a una de estas redes WiFi. Es recomendable que si hacemos uso de este servicio, no compartamos información sensible como son las contraseñas o los datos financieros a través de ellas y en lo posible, es conveniente utilizar una red privada virtual (VPN) y acceder solo a páginas que utilicen protocolo seguro como las ‘https://’.
  • Ignorar las actualizaciones de seguridad. Las actualizaciones se suelen realizar para solucionar problemas de seguridad o vulnerabilidades, mediante la implementación de parches que protegen nuestros ordenadores. Si no actualizamos nuestros dispositivos, la vulnerabilidad de estos a los ataques será total, tanto en los ordenadores de sobremesa y portátiles como en los dispositivos móviles.¿Cómo mejorar nuestra Seguridad Digital?
  • Uso de contraseña iguales o similares en varios servicios. El simple hecho de emplear la misma o similar contraseña o password en nuestras cuentas, facilita enormemente la tarea a los ciberdelincuentes para que accedan a todas nuestras cuentas y servicios con muy poco trabajo. Lo correcto es utilizar contraseñas robustas que sean difíciles de descifrar y  que sean diferentes para cada una de las cuentas o servicios.¿Cómo mejorar nuestra Seguridad Digital?
  • Utilización de un antivirus. Día a día se descubren y reconocen, nuevas vulnerabilidades, distintas formas de comprometer nuestras información privada y diferentes riesgos contra nuestros bienes. Solo personal experto en seguridad digital perteneciente a empresas especializadas en este ámbito, están en condiciones de desarrollar las herramientas necesarias como son los antivirus para proteger y evitar daños mayores cada vez que surgen nuevas amenazas.
  • Realizar copias de seguridad de forma periódica. Hacer copias de seguridad o respaldos de nuestra información más valiosa, es mucho más sencillo de lo que parece y nos permitirá recuperar toda la información que tengamos guardada en caso de perdida producida por algún fallo de nuestros dispositivos u originada por un ataque informático.¿Cómo mejorar nuestra Seguridad Digital?
  • Desestimar alertas de conexión insegura. En ningún caso, debemos ignorar la típica ventana que nos suele aparecer mientras navegamos por Internet para alertarnos de que la página a la que vamos a acceder no es segura. Estos avisos están generados para prevenirnos de posibles peligros, están basados en amenazas probadas y debemos tenerlos muy en cuenta.
  • Difundir todo tipo de información personal en los medios sociales. Dar información sobre nuestros viajes, compartir nuestra ubicación, comentar con quien estamos y cuanto tiempo nos encontraremos en ese lugar y demás, no son acciones muy aconsejables. Toda la información publicada en nuestros medios sociales, es susceptible de acabar en manos equivocadas y ser utiliza para fines no lícitos.
  • Controlar las descarga de aplicaciones o apps en nuestros dispositivos móviles. Los malware para móviles están en auge y una de sus principales vías de propagación son las descargas fuera de las plataformas Google Play y Apple Store. Es importante leer detenidamente los comentarios de los usuarios que la han descargado previamente y ver el número de descargas que lleva la aplicación, esto nos puede dar una buena idea de su calidad y grado de fiabilidad.

Es importante volver a resaltar que de cada uno de nosotros depende en gran medida la seguridad digital, mediante estas precauciones, podremos evitar la mayoría de problemas que nos pueden llegar a surgir. No debemos olvidar que la información es nuestra mejor aliada, por lo que, servicios como los prestados por la Oficina de Seguridad del Internauta, se tornan fundamentales a la hora de fortalecer nuestros conocimientos sobre la seguridad online.

 

¿Qué opinas de la Seguridad Digital? ¿Qué tipo de aplicaciones utilizas para proteger tu información digital? ¿Consideras a las actualizaciones como necesarias a la hora de proteger la integridad de nuestros datos? ¿Qué opinas de la legislación vigente sobre la protección de datos, estamos protegidos o desprotegidos?

 

Espero tus comentarios del artículo o también puedes contactar directamente por otros temas y estaré encantado de ponerme en contacto contigo. Si te ha parecido interesante el presente contenido, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales. Muchas gracias. 🙂 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *