¿Cómo reconocer una excelente Oportunidad?

Pensando en una Oportunidad

Hace unos días, alguien me pregunto si una determinada propuesta laboral era o no una buena Oportunidad.

Mi primera reacción fue pensar que al desconocer a fondo su ámbito laboral y sus preferencias, sería difícil opinar al respecto. Analizando el tema desde otras perspectivas, llegue a la conclusión de que las oportunidades en si mismas no son ni buenas ni malas, las oportunidades resultaran ser tan buenas o tan malas, dependiendo de las expectativas que cada uno tenga en un momento determinado.

Cuantas veces hemos estado en situaciones similares a esta, situaciones en las que no somos capaces de determinar que es lo más conveniente para nosotros, situaciones en las que nos sentimos confundidos y nos preguntamos ¿cómo podemos valorar las oportunidades que se nos presentan?

reconocer-excelente-oportunidad

Cuando hablamos de Oportunidades, hacemos referencia a lo conveniente de un contexto y a la confluencia de un espacio y un periodo temporal apropiada para obtener un provecho o cumplir un objetivo. Las oportunidades, por lo tanto, son los instantes o plazos que resultan propicios para realizar una acción.

De lo que entiendo de esta definición, un tanto académica, es que hay conceptos como objetivo, contexto, lugar y plazo que están asociados a las oportunidades. Estos conceptos son los que condicionan que tan buenas o malas puedan llegar a ser, para cada uno, las oportunidades que se nos presentan.

También te podría interesar:

Punto de partida de una Oportunidad

Para que las oportunidades aparezcan en nuestras vidas es necesario que tengamos el deseo de alcanzar o realizar algo. Dicho de otra forma, tenemos que tener un objetivo para que existan las distintas posibilidades de alcanzarlo.

Si no hay ningún tipo de deseo de alcanzar algo, ¿que posibilidad tenemos de alcanzar lo que no sabemos que queremos?, seguramente ninguna.

Todas las oportunidades comienzan con un deseo, un sueño de lograr o alcanzar algo, esto nos motiva, genera en nosotros la pasión necesaria para buscar, por todos los medios a nuestro alcance, que exista la posibilidad de que algo ocurra.

En nuestros sueños, dejamos volar nuestra imaginación y llegamos a construir esa especie de imagen donde nos visualizamos a nosotros mismos, haciendo o alcanzado lo que queremos. Este es el primer paso para comenzar a plantearnos en forma concreta, nuestros objetivos personales y tener claro adonde nos queremos dirigir o que es lo que queremos lograr.

Es fundamental tener muy claro nuestros objetivos para estar en condiciones de valorar nuestras oportunidades. Si tenemos un objetivo concreto, entonces estaremos en condiciones de contrastar cuan excelente puede llegar a ser una Oportunidad para nosotros.

Complicado será el momento que las oportunidades llamen a nuestra puerta y estamos en la duda de que es lo que queremos alcanzar.

La Oportunidad asociada al momento

Todas las oportunidades están asociadas a un momento, a un lapso de tiempo, tienen fecha de caducidad. Hay un momento y un lugar para aprovechar cada Oportunidad, no es ni ayer, no es mañana ni es en otro lugar, es nuestro aquí y ahora.

No es fácil valorar las oportunidades por sus ramificaciones en el futuro. ¿Quién es capaz de visualizar lo que ocurrirá si tomamos una determinada decisión? Esto nos produce cierto grado de incertidumbre generada en los posibles cambios fruto de nuestras decisiones. Nuestra respuesta mas natural, será resistimos a abandonar nuestra zona de confort.

Toda Oportunidad esta asociada a un riesgo, tendremos que esforzarnos para vencer nuestros miedos y nos será de mucha ayuda, conocer claramente de forma anticipada, que es lo que queremos alcanzar o lograr.

reconocer-excelente-oportunidad

La Oportunidad nos encuentra o la encontramos

Las oportunidades están a nuestro alrededor. En la mayoría de los casos, no somos capaces de verlas. Para que las oportunidades se hagan visibles, es necesario que cada uno defina que es lo que busca y que es lo que desea alcanzar.

Sabiendo lo que buscamos, lograremos hacer visible las oportunidades que hay a nuestro alrededor y entonces será el momento oportuno para valorar que beneficios nos pueden aportar cada una de ellas y tomar la decisión de aprovecharlas o dejarlas pasar.

Es fundamental valorar las oportunidades en relación a cuanto nos acercan o alejan de lo que queremos alcanzar o lograr. De esta forma podremos diferenciar que es lo mas conveniente para alcanzar nuestros objetivos.

reconocer-excelente-oportunidad

Algunas reflexiones sobre la Oportunidad

10 citas célebres sobre Oportunidad. Vía.

reconocer-excelente-oportunidad

 

¿Cómo distingues si una Oportunidad es una buena alternativa personal? Espero tus comentarios y si te parece interesante, compártelo.   ¡Gracias y Feliz Navidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>