El Fracaso como parte esencial del éxito

El Fracaso muy nuestro

Las personas cometemos errores continuamente, es parte de nuestra vida y cada fracaso es una oportunidad en potencia para aprender y mejorar.

el-fracaso-como-parte-esencial-del-exito

No somos perfectos, y aunque lo sabemos, en algunos aspectos de nuestra vida nos da miedo cometer errores porque pensamos estar demostrando nuestra ineficacia.

Todos en algún momento fracasamos, el caso esta en que no todos enfrentamos esta situación de la misma manera. Sentimientos como el enojo, la frustración y el miedo, son los que comúnmente nos invaden cuando nos equivocamos, pero hay personas que en lugar de lamentarse deciden aprovechar la experiencia para aprender y salir adelante.

Los fracasos nos enseñan, nos hacen más sabios, más fuertes y más resistentes en la medida que seamos capaces de darnos la oportunidad de llegar a entender un poco más acerca de la naturaleza de lo que ha ocurrido.

El fracaso bien aprovechado, puede conducirnos a realizar los ajustes necesarios con vistas a mejorar. El problema surge cuando lo etiquetamos solo de un modo negativo y en realidad nos puede llegar a aportar importantes conclusiones que serán lecciones que valdrá la pena aprender.

También te puede interesar:

Reacciones ante el fracaso

Las personas actuamos de maneras muy distintas ante los fracaso:

  • Para algunos el fracasar es algo que debe ser soportado. Estas personas consideran que solo soportándolo, estarán preparados para los posteriores desafíos de la vida.
  • Para otros, el fracasar es el final. Los cierra, y los deja menos capaces, con menor auto-confianza, con menores recursos para manejarse en la vida y mucho menos, para afrontar las adversidades.
  • También podemos encontrar a personas que por miedo a la posibilidad de fracasar dejan de actuar, dejen de intentar lograr sus metas, objetivos o deseos.
  • Hay otro grupo de personas que son capaces de aprender de los fracasos. Estas personas no ven la parte negativa de la experiencia de fracasar y son capaces de quedarse con la enseñanza que todo fracaso puede llegar a aportar.

el-fracaso-como-parte-esencial-del-exito

Miedo al Fracaso

El temor al fracaso nos inmoviliza, disminuye nuestra calidad de vida y llegamos a olvidar que en nuestras manos está la capacidad para superar esta situación.

El miedo al fracaso se origina en el temor a no lograr nuestras metas, objetivos o deseos. El miedo puede limitarnos y llegar a que el fracaso más grande sea no haberlo intentado.

Con la intención de evitar el fracaso dejamos de actuar. Cuando no actuamos, muchos de nuestros problemas se incrementan. Nuestro bienestar disminuye y nuestra vida y nuestras experiencias son cada vez más reducidas.

el-fracaso-como-parte-esencial-del-exito

El problema no está en el fracaso en sí, el fracaso sólo nos indica que el camino que elegimos no es el más adecuado y que es necesario buscar otra opción. El problema está en lo que el fracaso significa para cada uno de nosotros y en la manera en cómo nos calificamos a través de él.

Nos da miedo fracasar, porque:

  • Nos sentimos impotentes ante el fracaso y no nos gusta sentirnos así.
  • No queremos soportar la incomodidad de dicho sentimiento.
  • Asociamos equivocadamente al fracaso con el dolor y es a éste último a quién mas miedo le tenemos.
  • Pensamos que el éxito y el fracaso son los dos elementos que nos califican como personas. Si tenemos éxito somos una persona valiosa y en cambio si fracasamos, no valemos nada y la gente nos va a criticar o a rechazar.

El temor a fracasar no está relacionado directamente con la situación a la que nos enfrentamos, ni con su importancia o dificultad. Está determinado por lo que pensamos de dicha situación, de nosotros mismos y de cómo sus resultados nos pueden afectar.

El miedo a fracasar puede provocar una situación sin fin:

  • El temor a fracasar paraliza.
  • La parálisis conduce a la inacción.
  • La inacción genera una baja en la autoestima.
  • La autoestima baja nos lleva nuevamente al miedo.

Es bueno que tengamos siempre presente:

  • Las únicas personas que no fracasan, son aquellas que no hacen nada, son aquellas que ni siquiera lo intentan.
  • El fracasar es parte esencial del éxito y cada fracaso es una oportunidad para aprender y corregir.

El Fracaso como aprendizaje

El fracaso es un claro indicador de que algo no estuvo bien, nos trasmite claramente un mensaje y ese mensaje es que lo que hemos estado haciendo y tal como lo hemos estado haciendo no funciona o no da el resultado que esperábamos. A veces es cuestión de revisar nuestros objetivos con respecto a nuestras capacidades, otras veces es cuestión de modificar el método que hemos utilizado para intentar alcanzar nuestros objetivos.

El fracaso puede revelar que no supimos evaluar o que hemos utilizado los criterios incorrectos a la hora de evaluar. A menudo sucede que lo que es un fracaso para unos es un éxito para otros.  Y esto significa que los parámetros de unos y otros son diferentes y no el resultado en sí mismo.

Cualquier conclusión a la que lleguemos acerca del fracaso es en esencia una hipótesis y en su mayor parte, es una reacción natural al desencanto, al miedo y a la desesperación que acompaña a nuestra experiencia de fracasar. Cuando experimentamos el fracaso, debemos recordar que se trata de una cuestión de interpretaciones. No sufrimos por un hecho dado, sufrimos por la lectura que le damos a ese hecho.

Para aprender de nuestros fracasos es necesario dejar de culpar al mundo, a las circunstancias o a otras personas, debemos asumir cuanto antes, nuestros propios errores para aprender de ellos y así no volver a cometerlos en el futuro y a través de este aprendizaje ganaremos en experiencia.

La causa más simple de nuestros errores suele ser el desconocimiento. Entonces, cuando nos equivocamos en realidad estamos aprendiendo algo. Esto se puede aplicar tanto para los aspectos más sencillos como para los más complejos de nuestra vida. Cuando desconocemos algo, corremos más riesgo de equivocarnos. Tanto el tiempo, la práctica, el enfrentar los errores como el esfuerzo personal nos darán la oportunidad de aprender.

Uno de los mejores métodos para el aprendizaje y para alcanzar nuestros objetivos es el ensayo y error. Nos llevará tiempo y mucho esfuerzo por nuestra parte pero será una buena manera de aprender a adaptar nuestras metas respecto a nuestras capacidades y encontrar el método adecuado para lograr alcanzar los resultados deseados.

La mejora continua y el análisis de nuestros fracasos nos brindan una excelente posibilidad de conseguir los resultados que deseamos y nos aportarán una valiosa experiencia que nos será de gran utilidad para afrontar nuestros nuevos desafíos.

el-fracaso-como-parte-esencial-del-exito

 

¿Cómo enfrentas tus Fracasos? ¿Te permites la oportunidad de aprender y mejorar de ellos?
Espero tus comentarios y si te ha parecido interesante, sería genial que lo compartieras. Gracias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *