Presencia Digital nuestra identidad en el entorno digital

Las empresas, instituciones y personas que interactuamos en la red, tenemos presencia digital. Con solo utilizar cualquier buscador Web, podemos comprobar nuestra actividad en Internet y la de otras personas u organizaciones.

Presencia Digital nuestra identidad en el entorno digital

Buena o mala, la identidad digital es todo aquello que identifica a un individuo o a una organización en el entorno digital. Toda la actividad que generamos en la red, conforma nuestra identidad digital. Nuestra presencia digital está disponible para todas aquellas personas que quieran consultarla.

Temas relacionados que te pueden interesar:

Presencia Digital y capacidad digital

En la actualidad encontramos una marcada diferencia de oportunidades entre los que tienen acceso a los entornos digitales y los que no. También nos topamos con el abismo que existe entre los que saben utilizar las herramientas digitales y los que no. Este último grupo se ha convertido en un sector en serio riesgo de exclusión social. Este fenómeno es comúnmente conocido como brecha digital.

Brecha Digital o en realidad, abismo digital

Para evitar la marginación en el entorno digital, es necesario que las personas desarrollen las habilidades digitales necesarias. Se pueden diferenciar entre las habilidades digitales básicas, como son leer o gestionar un documento digital y las más avanzadas como coordinar un equipo de trabajo que no puede reunirse presencialmente o hacer trámites a través de la administración electrónica. Entre las nuevas competencias que las personas debemos adquirir, está la capacidad de gestionar eficazmente nuestra propia identidad digital.

Gestión de la Presencia Digital

Toda actividad que genera un individuo o una organización en la red constituye su visibilidad digital, esta puede ser positiva o negativa. Esta visibilidad puede ser autoconstruida a partir de la publicación de contenidos en un blog, mensajes compartidos en Twitter o comentarios en publicaciones, vídeos o fotos, pero también puede ser fruto de referencias o comentarios de terceros.

¿Cómo construimos nuestra presencia digital? De forma activa, cuando realizamos aportaciones como son textos, imágenes y vídeos en Internet, en definitiva, cuando participamos en el mundo digital. En las redes sociales, comenzamos construyendo un perfil de usuario, que a menudo enlazamos con perfiles de otros usuarios o contactos.

Presencia Digital nuestra identidad en el entorno digital

Una identidad digital bien gestionada y homogénea con la identidad analógica no sólo repercute en una vida más activa en todos los ámbitos, sino que también tiende a consolidar un entramado social más sólido fuera de Internet. Sin embargo, la construcción de la identidad digital está ineludiblemente ligada al desarrollo de capacidades digitales y una participación activa, abierta y colaborativa en la red.

Presencia Digital y reputación

La reputación recae en la opinión que otras personas tienen de un sujeto. Sin embargo, la construcción de esta reputación también puede hacerla, en parte, el propio interesado.

La reputación es un componente clave de nuestra identidad, refleja quiénes somos y define cómo interactuamos con los demás.

En este sentido, toma importancia el hecho de tener presente quién habla de quién, en qué sitios y de qué manera. No es lo mismo la opinión de una persona poco visible, que la opinión de una persona muy visible, que difundirá sus juicios de manera más rápida y probablemente a su vez a personas también más visibles.

Presencia Digital nuestra identidad en el entorno digital

LinkedIn es una red social con una clara orientación profesional y una buena herramienta para gestionar nuestra reputación en Internet. En esta red social cada usuario crea un perfil y puede comunicarse con personas de su sector o círculo profesional. Entre las múltiples funcionalidades que ofrece, existe la posibilidad de recomendar una persona y añadir un comentario con una breve explicación sobre sus cualidades profesionales.

Presencia Digital y privacidad

Ser consciente de la privacidad de los datos personales en Internet y del uso que se puede hacer de estos datos se convierte en una pieza clave para la gestión eficaz de la identidad digital.

Desde la proliferación de los sitios de redes sociales en Internet, el tema de la privacidad es más relevante que nunca. En cuanto a la protección de datos personales en estas redes, es necesario incidir en que es evidente que los usuarios exponen de forma voluntaria sus datos, pero no siempre son conscientes de la repercusión que esto pueda tener.

Datos como la dirección de correo electrónico, fotografías, teléfono o información profesional, son alguno de los campos que constan en la mayoría de los formularios a la hora de crear un perfil. Todos estos datos están a menudo al alcance de perfectos desconocidos, lo que en general, no había pasado hasta ahora en el mundo analógico.

Presencia Digital nuestra identidad en el entorno digital

También hay que tener en cuenta que, en el momento de darnos de alta en alguno de los servicios mencionados, el usuario cede todos sus datos personales y sus contenidos a la red social, en algún caso, incluso después de que el usuario se haya dado de baja del servicio, estos datos y contenidos se mantienen visibles para otros usuarios.

Presencia Digital y marketing digital

Cabe preguntarnos si nos interesa ser visibles, si queremos pasar inadvertidos o si, al  contrario, queremos aprovechar la oportunidad que nos permite la red para estar en todas partes. Es fundamental decidir en un principio, qué tipo de presencia digital y qué tipo de visibilidad digital nos interesa.

Presencia Digital nuestra identidad en el entorno digital

Debido a la relevancia que ha tomado la presencia en el entorno digital, el marketing digital es sumamente importante en la actualidad. Es una buena idea tomarse el tiempo necesario para evaluar periódicamente lo bien que funciona nuestra estrategia. Los pasos que debemos seguir al respecto son los siguientes:

  • Evaluar nuestros objetivos de marketing digital. El primer paso en cualquier buena evaluación de la estrategia de marketing digital es el examen exhaustivo de los objetivos específicos que hemos establecido.
  • Examinar continuamente los perfiles de nuestro público objetivo. Nuestro público objetivo está conformado por aquellas personas que nos gustaría alcanzar a través de nuestras acciones en el entorno digital. Es importante recordar que cualquier buen plan de marketing digital se basa en desarrollar de forma continua una serie de tipos específicos de perfiles de aquellas personas que se desean alcanzar.
  • Evaluar de forma continua nuestra presencia digital. Examinar continuamente a los tipos de personas a los que nos dirigimos. También será conveniente, evaluar periódicamente si estamos o no estamos participando activamente en los entornos digitales adecuadas.
  • Evaluar nuestras estrategias de mensajería. Valorar los tipos de mensajes específicos que estamos lanzando como parte de nuestra estrategia digital.
  • Comprobar resultados. Valorar el grado de rendimiento de nuestras acciones en el entorno digital. Medir los resultados alcanzados con nuestra estrategia digital para valorar posibles cambios con la finalidad de alcanzar nuestros objetivos.

¿Qué opinas sobre la Presencia Digital? ¿Consideras que gestionamos nuestra presencia en el ámbito digital de forma activa o dejamos que esta evolucione de forma espontánea? ¿Qué sectores empresariales consideras que gestionan mejor su presencia en el entorno digital?
Espero tus comentarios del artículo o también puedes contactar directamente por otros temas y estaré encantado de ponerme en contacto contigo. Si te ha parecido interesante el presente contenido, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *