Zona de Confort ¿Qué es? ¿Por qué nos atrapa? ¿Cómo salir?

zona-de-confort

¿Qué es la Zona de Confort?

En el ámbito de la psicología, la Zona de Confort es un estado de comportamiento en el cual las personas actuamos en una condición de “ansiedad neutral”, utilizamos una serie de comportamientos para conseguir un nivel constante de rendimiento sin experimentar el riesgo. Es aquella zona en la que nos encontramos cómodos y seguros, en la que controlamos todo, nada se nos escapa y conocemos completamente.

zona-de-confort

En esta zona no hay casi cambios, la comodidad y la necesidad de una rutina es lo más importante y alcanzan para justificar el no hacer nada nuevo, no crecer, no arriesgarse, en definitiva no vivir.

La Zona de Confort nos da abrigo y nos hace sentir seguros, abarca todo aquello que conocemos, esos ambientes de los que nos sentimos parte y en donde estamos totalmente a gusto, es una zona conformista para no enfrentarnos a nuestros miedos y es también sinónimo de falta de confianza, falta de nuevas aspiraciones y falta de ambiciones.

zona-de-confort

¿Por qué nos atrapa la Zona de Confort?

En general, estamos preparados para ir sobre seguro, sentimos la necesidad de conocer y dominar el entorno para poder actuar con seguridad, nos cuesta realizar acciones nuevas, desconocidas, nos intimida el miedo a fracasar, las personas nos sentimos tranquilas con lo que nos es familiar porque ya lo conocemos, por más aburrido, estresante, violento o desagradable que pueda llegar a ser.

En nuestras rutinas es donde se esconde este comportamiento confortable, buscamos no sentir ansiedad, no experimentar el pánico de no saber como enfrentarnos a nuevos desafíos, nuestros miedos nos inmovilizan y es por ello que nos quedamos en nuestras acciones repetidas hasta el cansancio, acciones mas que conocidas y dominadas que habitualmente llamamos rutina.

Tendemos a buscar la justificación para no cambiar, afirmamos que no es el  momento, nos convencemos que no somos capaces, que se deben dar circunstancias externas y que no depende de nosotros, que no es algo para nosotros o que nuestro estado actual todo esta bien y entonces ¿para que cambiar? Llegamos a buscar causas externas que justifiquen el porque estamos donde estamos y en ocasiones, intentamos culpar a otras personas como las causantes de nuestra situación personal para justificar no intentar salir de nuestra zona de tranquilidad.

Nos resulta difícil el cambio, la resistencia al cambio, en mayor o menor medida, forma parte de cada uno de nosotros, la inercia natural a permanecer de la misma forma es muy fuerte, se nos presenta mas fácil continuar estando en la seguridad de lo conocido que asumir el desafío de lo desconocido.

La Zona de Confort es como una burbuja en la cual nos resguardamos para que todo continúe igual. Aunque nos quejemos y nos parezca insoportable, seguimos allí por nuestros miedos y ese facilismo que se convierten en hábito.

Los miedos son nuestro principal obstáculo, son una gran barrera que nos impide salir de nuestra área confortable y segura para descubrir qué persona podríamos llegar a ser.

zona-de-confort

¿Cómo salir de la Zona de Confort?

La Zona de Confort tarde o temprano se vuelve un lugar incómodo, nos damos cuenta que no estamos haciendo lo que realmente deseamos hacer. Permanecer en ella, es prácticamente renunciar a la vida, al crecimiento, si seguimos allí, estaremos vegetando mientras los años pasan y nuestra vida se empobrece cada vez más.

Salir de esta zona, dependerá de cada uno de nosotros y el momento será, cuando nos demos cuenta que necesitamos cambiar y estemos dispuestos a pasar incomodidades y riesgos para enfrentarnos al desafió de lo desconocido.

Para comenzar el cambio, primero tenemos que estar convencidos que tenemos y queremos cambiar para luego determinar cuales son nuestros miedos, esos miedos que nos causan pánico al momento de realizar ciertas actividades y que nos tienen anclado en nuestra Zona de Confort. Una forma que nos puede ser de utilidad para determinar cuales son nuestros miedos y enfrentarnos a ellos es poner en practica la siguiente consigna:

zona-de-confort

Llevando a la practica esta consigna lograremos determinar que es lo que nos incomoda o sea definir a que tememos y por otro lado comprometernos con nosotros mismos a esforzarnos a realizar aquello que se nos presenta difícil hacer. Tendremos que comenzar dando pequeños pasos, simples y modestos avances al principio, para ir acrecentando la confianza en nosotros mismos poco a poco, teniendo siempre presente que el objetivo es eliminar los obstáculos que nos separan de una vida más plena en emociones, habilidades, conocimientos y perspectivas, lo que nos hará crecer y evolucionar a una versión mejorada de nosotros mismos.

Para reforzar nuestro compromiso con el cambio que emprenderemos, es bueno tener presente la siguiente frase

zona-de-confort

Con este vídeo comprenderemos a fondo que es la Zona de Confort en donde no arriesgamos, no nos equivocamos y evitamos el miedo y también como podremos salir de ella. Vía 

¿Conoces tu Zona de Confort, eres capaz de salir de ella para buscar nuevas oportunidades? Si te ha parecido interesante el contenido, compártelo!! Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>