Currículum Vitae parte fundamental en la búsqueda de Empleo

El currículum vitae, las tarjetas personales, las redes sociales y los portales de empleo, son elementos fundamentales para darnos a conocer y alcanzar el objetivo de ser convocados a una primera entrevista para lograr el puesto de trabajo que deseamos.

Currículum Vitae parte fundamental en la búsqueda de Empleo

Disponemos de numerosas herramientas que nos pueden ayudar a potenciar la búsqueda de un nuevo empleo, tanto si estamos en búsqueda activa o si tenemos la intención de mejorar nuestras oportunidades laborales y el currículum vitae es una de ellas.

Importancia del Currículum Vitae

El currículum vitae, es una de las herramientas que debemos usar para dar a conocer a los demás quiénes somos y qué hacemos. Hay personas que llegan a pensar que un buen CV no es importante, que es una pérdida de tiempo y que puede ser reemplazado por otras  herramientas, pero no es así. El CV siempre ha sido y seguirá siendo una de las herramientas fundamentales para dar a conocer nuestras competencias, habilidades y encontrar un empleo.

El CV será la primera impresión que las empresas tendrán de nosotros. No importa que estemos en un proceso de búsqueda activa de empleo o que tengamos la intención de aspirar a un puesto de trabajo mejor. Nuestro currículum vitae deberá estar siempre actualizado y adaptarse a cualquier situación para alcanzar los mejores resultados.

Por muchos cambios y avances que se produzcan en el mercado laboral, el CV continua siendo clave para tener éxito en la búsqueda de empleo. Los reclutadores, por lo general, se decantan por seleccionar aquellos currículum atractivos y únicos. Estos tendrán grandes posibilidades de ser incluidos en los siguientes pasos del proceso de reclutamiento.

Finalidad del Currículum Vitae

El currículum vitae debe contener de forma clara y concisa la información sobre nuestros datos personales, formación y experiencia laboral. El primer objetivo es aspirar a una primera entrevista de trabajo. El currículum vitae posee una triple finalidad:

  • Presentarnos a nuestro futuro empleador.
  • Concentrar la atención sobre los aspectos más relevantes de nuestra personalidad, formación y experiencia laboral.
  • Recordar a nuestro futuro empleador nuestros datos más relevantes.

Nuestro CV debe lograr resaltar toda aquella información personal que tenga relación directa con la oferta de trabajo que nos interesa. Esto significa que, para una determinada oferta de trabajo, deberemos modificar nuestro currículum adecuándolo al perfil del puesto de trabajo al que deseamos aspirar.

Estructurar nuestro Currículum Vitae

Currículum Vitae parte fundamental en la búsqueda de Empleo

Es importante dar al contenido de nuestro currículum vitae la importancia que tiene, los datos que incluimos y cómo los transmitimos. Dar forma al CV y que resulte fácil de leer, además de atractivo y llamativo a primera vista, puede ser la gran diferencia entre que los profesionales de recursos humanos lo tengan en cuenta o simplemente lo descarten.

Una buena Foto

Una buena imagen es nuestra mejor carta de presentación. Por ello debemos cuidar la foto que seleccionamos para nuestro currículum vitae. Hay que tener en cuenta que no vale cualquiera.

Es recomendable que sea una fotografía profesional, bien iluminada, donde se vea nuestra cara despejada, con la mirada al frente y con un gesto amable como una sonrisa leve. A ser posible, que no sea una imagen de cuerpo entero, mejor si aparece sólo nuestro rostro. Debemos recordar, además, que es recomendable utilizar la misma imagen personal en todas nuestras redes sociales y en nuestro blog si disponemos de él.

Si nuestro aspecto cambia debemos actualizar la foto de nuestro CV cuanto antes y, aunque puede sonar un tanto repetitivo, una foto recortada donde estamos de fiesta, con amigos, de vacaciones o en un bar no es aconsejable. Debemos trasmitir en todo momento una imagen seria y profesional. Esto es importante y no lo debemos olvidar.

Título y descripción profesional

Tenemos que poner un título en la cabecera de nuestro currículum vitae que nos defina como profesionales. Utilizar las palabras clave que indiquen a qué nos dedicamos y  donde nos queremos posicionar. Dependerá del objetivo de nuestro CV, que estará en relación directa con el puesto de trabajo que nos interesa aspirar y la empresa a la que nos dirigimos.

Datos Personales de Contacto

Igual de importante que una buena foto es que nuestro nombre, apellidos, teléfono y correo electrónico estén bien visibles en el currículum:

  • Nombre. Completo, con nombre y apellidos.
  • Dirección. Lo imprescindible es poner nuestro código postal, localidad y, en ciertos casos, la provincia.
  • Teléfono. Dato sumamente importante que servirá para que la empresa se ponga en contacto con nosotros. Uno solo es suficiente y facilita el trabajo del reclutador.
  • Correo electrónico. Es recomendable que sea una dirección de correo seria. Lo mejor es que incluya nuestro nombre y apellidos o nuestras iniciales. Nunca utilizar una cuenta de correo con palabras inapropiadas o graciosas.
  • Fecha de nacimiento. No es un dato necesario.
  • Nacionalidad. Es innecesaria, salvo para un trabajo en el extranjero.
  • Estado Civil. Dato que debería estar omitido en todos los procesos de selección.

Enlace a Perfiles Sociales

Es un dato positivo, incluir con nuestros datos personales los enlaces a nuestros perfiles sociales personales orientados a nuestra profesión. Es sumamente conveniente que estos perfiles personales sean lo más correctos y profesionales. En caso de tener otros perfiles que sean de índole muy personal, es conveniente prestarles un poco de atención y revisarlos para decidir si los definimos en modo “privado” o si los cerramos de forma definitiva.

Si disponemos de perfiles sociales abiertos, es aconsejable actualizarlos periódicamente con contenidos de valor relacionados con nuestra actividad profesional.

Enlace a Página Web o Blog

Es interesante añadir junto a nuestros datos personales, el enlace a nuestra página Web o Blog. Para ciertas actividades profesiones es importante y casi obligado disponer de un blog como un espacio donde compartir contenidos de valor e interactuar con nuestra audiencia. Si ya tenemos uno, añadiremos el enlace y en caso de no disponer de uno, es recomendable plantearnos seriamente comenzar a desarrollar uno cuanto antes.

Experiencia Laboral

Debemos contar nuestra experiencia laboral, es decir, qué hemos hecho a lo largo de nuestra vida laboral y en dónde hemos realizado estas actividades.

Es conveniente detallar nuestra experiencia laboral antes que nuestra formación. Esto facilita el trabajo de los reclutadores que habitualmente se fijan más en la experiencia y en los roles que hemos desempeñado en las empresas que hemos trabajado, que en los cursos o estudios que hemos realizado.

Debemos detallar nuestra experiencia en orden cronológico inverso, desde la experiencia más reciente hasta la más antigua, detallando:

  • Descripción del puesto.
  • Nombre de la empresa.
  • Fecha de inicio y fecha de finalización.
  • Breve descripción de las funciones desempeñadas.
  • Logros.

Si queremos potenciar aún más nuestro CV, podemos resaltar la experiencia relacionada con el puesto que deseamos conseguir utilizando la tipografía en forma de negrita.

En caso de no tener experiencia profesional remunerada o con contrato, entonces debemos recurrir a la inclusión de las prácticas que hayamos realizado durante los estudios o en cursos de formación. Incluir también, colaboraciones no remuneradas o sin contrato que hayamos realizado como voluntarios de una ONG, las becas y, por supuesto, añadir también aquellos trabajos que hayamos realizado, aunque haya sido sin contrato. Si en caso de no poder añadir ninguna experiencia laboral, no debemos preocuparnos, muchas empresas buscan personas sin experiencia para formarlas.

Formación Académica

En este apartado debemos incluir los últimos estudios y dónde se han impartido. Si son superiores, no hace falta incluir también los anteriores. En cuanto a la formación complementaria, como la realización de algún máster o curso especializados, debemos comentar, ante todo, aquellas que puedan estar relacionadas con la oferta de trabajo en la que estamos interesados.

Habilidades Personales

Es una decisión acertada dejar para el final los datos relacionados con nuestras las habilidades, actitudes o aptitudes personales y nuestro conocimiento de idiomas, utilizando elementos más visuales o gráficos para comentarlos.

Algunas habilidades personales para detallar son:

  • Actitud positiva hacia el trabajo y la vida.
  • Facilidad para la comunicación.
  • Capacidad para relacionarse con los demás.
  • Confianza en uno mismo.
  • Capacidad de análisis y resolución de problemas.
  • Adaptabilidad.
  • Automotivación
  • Liderazgo.
  • Trabajo en equipo.
  • Orientación a resultados.
  • Orientación al cliente.

En caso de disponer de alguna de estas u otras habilidades personales, es interesante que estén mencionadas en nuestro currículum vitae.

Recomendaciones generales

Breve y conciso

Para que nuestro currículum sea atractivo y fácil de leer conviene que sea breve y conciso. Escribir frases cortas y recordar que debemos ofrecer la información de forma esquemática para que los seleccionadores de personal puedan captar los datos más importantes en tan sólo unos segundos.

Lenguaje sencillo

No debemos emplear términos técnicos ni palabras rebuscadas. Usar un lenguaje sencillo que cualquiera pueda entender. Por lo general, los primeros que reciben nuestro CV son las personas del departamento de recursos humanos y no tienen obligación de dominar los conocimientos de todas las áreas de la empresa. Pero son los encargados del filtrar los currículums más interesantes, así que nos conviene seducirlos y conquistarlos a un sólo golpe de vista.

Uso de palabras clave

Llamamos palabras clave a los términos más utilizados y buscados por la gente sobre un tema o sector. Es conveniente detectar las palabras clave de nuestro perfil profesional y del sector en el que queremos trabajar para incluirlas en nuestro currículum.

No repetir datos

Debemos asegurarnos de no repetir la misma información. No aporta nada y ocupa un espacio que se podría emplear para otra cosa. En un currículum economizar espacio cuenta a nuestro favor.

Extensión adecuada

Lo ideal es que nuestro currículum ocupe solo una página y no más. En el caso de tener una larga trayectoria y mucha experiencia puede llegar a tener a lo sumo dos páginas y nuestra labor de síntesis tendrá que ser mayor.

Ortografía y gramática

Conviene recordarlo porque es algo muy importante. Un currículum con faltas de ortografía o de expresiones inadecuadas causan una impresión nefasta y dice muy poco de su autor. Por un lado, deja en evidencia que no se ha revisado a conciencia el texto antes de entregarlo. Y, por otro, daña nuestra imagen.

Diferente CV para cada oferta

Conviene repasar nuestro currículum y cambiar los datos cada vez que enviemos a una empresa para una nueva oferta de trabajo. Es recomendable tener versiones diferentes de un mismo CV. En cada una enfatizaremos unas funciones u otras dependiendo de la demanda de empleo de la empresa y de los requisitos particulares.

Atractivo y visual

Elaborar nuestro CV de forma creativa para que sea visualmente atractivo y único. Es importante elegir una plantilla de currículum profesional y tener en cuenta varios aspectos. Cuidar la imagen y ser originales es fundamental para destacar, pero no hay que olvidar que el contenido debe primar sobre la forma. De poco nos sirve tener el currículum vitae más creativo del mundo si la información que contiene no está bien contada o no encaja con el puesto de trabajo al que aspiramos.

Currículum Vitae parte fundamental en la búsqueda de Empleo

Tipo de Letra

Es conveniente utilizar una tipografía clara, legible y limpia. No debemos usar muchos tipos de letra diferentes. Dos como mucho. Es importante la elección del tipo de letra este en concordancia con el perfil del puesto de trabajo. La tipografía generalmente recomendada para un currículum es Century Gothic y Verdana.

Colores

Para el fondo del CV, es mejor utilizar el blanco o un tono claro. Resultan más limpios que los oscuros. No es conveniente usar muchos colores diferentes en el diseño del currículum. Dos como mucho, el blanco del fondo y el negro o gris para el texto.

Diferentes formatos

Puede ser interesante tener el currículum en distintos formatos como PDF, online o vídeo para enviarlos en relación de las características del puesto de trabajo ofertado y de la empresa. Con un vídeo currículum conseguiremos uno de los principales objetivos que perseguimos cuando buscamos empleo que es destacar diferenciándonos del resto.

Currículum Vitae parte fundamental en la búsqueda de Empleo

No mentir

Un currículum vitae tiene la estrategia de aportar visibilidad y destacar la experiencia, formación y habilidades que más coinciden con el puesto de trabajo y la empresa. En ningún caso debemos incluir información inventada que no se corresponda con la realidad y no pueda ser fácilmente contrastada. No debemos mentir ni inflar nuestro CV. En un momento u otro esta acción puede llegar a perjudicarnos.

¿Cómo estructuras tu Curriculum Vitae? ¿Qué otra recomendación agregarías? ¿Consideras que el diseño es parte fundamental del CV o debemos dar mayor importancia al contenido?
Espero tus comentarios del artículo o también puedes contactar directamente por otros temas y estaré encantado de ponerme en contacto contigo. Si te ha parecido interesante el presente contenido, sería genial que lo compartieras en tus redes sociales. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *